La eurodiputada socialista y vicepresidenta de la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo, Clara Aguilera, anunció ayer que presentará un informe para que el veto ruso “no discrimine a los productos hortofrutícolas de la provincia”.

Aguilera pidió  que se tenga “la misma sensibilidad con los productos mediterráneos que con los continentales”, ya que el veto ruso ha significado la pérdida de 96 millones de euros en Andalucía. En un mes, según confirmó ayer la dirigente socialista, se ha tirado el 50% de la producción del tomate cherry, entre otras pérdidas.

Por ello, la eurodiputada socialista informó de que  pedirá un informe técnico que explique por qué productos como la berenjena, la judía verde o los tropicales no reciben ayuda para disminuir las consecuencias  del veto ruso.

La socialista afirmó que exigirá a Bruselas que justifique por qué unos productos recibirán ayudas y otros no, ya que considera que “la lista aprobada por el Parlamento es discriminatoria”.

Del mismo modo, Aguilera anunció que pedirá que no se establezca el 30 de noviembre como fecha límite para las ayudas. “No sabemos cuándo va a acabar el veto ruso, por lo que las ayudas deben finalizar cuando acabe el veto”, afirmó. Asimismo, lamentó que la Comisión no considere el valor de los productos de la provincia, cuando productos como el melón, que han sido excluidos, han derivado en pérdidas.
La eurodiputada señaló que va a intentar por todos los medios que productos que se encuentran fuera de la lista del Parlamento se sumen a los subvencionados, una lista que se volverá a analizar los próximos días 29 y 30 de septiembre. “Hay acuerdo para la leche y productos lácteos, pero cuando llegan productos del mediterráneo siempre hay problemas de discriminación”, indicó. “No sé por qué es tan difícil ser sensible a producciones mediterráneas y no a las continentales”.

A su vez, la socialista pidió a la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, que defienda los productos nacionales “tan alto y tan claro como yo” frente a las ayudas que se ofrecen a las producciones continentales.

“Voy a trabajar para defender a los agricultores contra los agravios porque poco oigo hablar al Gobierno central de la discriminación que sufren”, concluyó.

Fuente: granadahoy.com